Una de las formas más habituales y extendidas de tomar los arándanos es acompañados de yogurt.

Pero, por qué tenemos que comprar los yogures?

Sabíais que es facilísimo y mucho más económico hacerlos en casa? Y además tomaremos un yogurt sano, con un sabor muchísimo mejor, hasta a los más pequeños les gusta más que los comprados. Ah! Y no es necesario tener una yogurtera!!!

Os vamos a enseñar a hacerlos para que podáis disfrutarlo con nuestros arándanos, ya sea en desayunos, meriendas o postres.

INGREDIENTES:

  • 1 litro de leche entera
  • 50 gramos de leche en polvo
  • 125 gramos de yogurt natural

La primera vez que lo hacemos debemos de comprar yogurt. Intentad comprar un yogurt bueno, de la mayor calidad posible. Con éste yogurt podremos obtener hasta 9 cepas para nuestros yogures, es decir, que podremos hacer nuestros propios yogures hasta 9 veces y el resto de los ingredientes son básicos y baratos, así que la inversión en un buen yogurt resulta mínima para el provecho que le sacaremos.

A nosotros nos gustan los yogures de textura gruesa, tipo griego. Cuanta más leche en polvo pongáis más espeso estará el yogurt, con los 50 gramos de la receta y partiendo de un yogurt griego sale perfecto (para nuestro gusto), pero podéis añadir menos leche en polvo y partir de un yogurt normal para obtener una textura más líquida, eso ya depende de gustos.

En una olla grande o en un robot de cocina ponéis todos los ingredientes, batir bien en el robot o con una batidora para que la leche en polvo se disuelva bien con el yogurt y la leche entera.

Una vez que esté bien batido, poner a temperatura hasta llegar a los 45ºC. Si lo hacéis en el robot es muy fácil porque basta con programar unos 5 minutos a temperatura 45ºC y comprobar que la alcanza. Si lo hacéis al fuego necesitáis un termómetro para comprobar que alcanza los 45ºC.

Mientras que alcanza la temperatura, ponéis el horno a calentar a 50ºC y vais preparando unos recipientes de cristal con tapa para ponerlos. Nosotros, como no podía ser de otra manera, hemos reutilizado nuestros botes de mermeladas y chutneys de 280 gr. y uno de 140 gr. para las sobras y porque también a veces este tamaño más pequeño es práctico. De todas formas, al tener tapa de rosca, si alguna vez no acabáis el yogurt, se tapa y al frigo hasta la siguiente vez que se tome: otra ventaja más de hacer los yogures en casa!!!

Una vez alcanzada la temperatura de 45ºC, solo tenéis que rellenar los botes, salen unos 8-9, taparlos y meterlos en el horno precalentado a 50ºC. Apagamos el horno y lo cerramos. Dejamos los yogures toda la noche dentro del horno apagado y cerrado y a la mañana siguiente….ya tenemos yogures listos para consumir y disfrutar junto con nuestros arándanos !!!

Los yogures os durarán una semana aproximadamente en el frigorífico y sólo tenéis que acordaros de reservar el último para volver a hacer más!! Hasta 9 veces podéis hacerlos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies