Esta receta es una ensalada diferente y original que a la vez resulta muy sabrosa y nutritiva.

La perdiz escabechada le da un toque especial al foie y nuestra mermelada de manzana con ginebra aporta frescor al plato.

INGREDIENTES:

Unas hojas de lechuga de hoja de roble

Un puñado de canónigos y rúcula

Una perdiz escabechada

Un trozo de foie

4 cebollitas francesas

Un bote de 140 grms de mermelada de manzana con ginebra

150 grms de mantequilla

150 ml de soja

80 ml de aceite de oliva virgen

20 ml de vinagre de sidra

Lo primero de todo, dos o tres horas antes de empezar a preparar la ensalada, meteremos el trozo de foie en un papel film y lo congelaremos, para que luego podamos hacer bien las lascas.

Para preparar la ensalada, lo primero será confitar las cebollitas francesas. Pelamos las cuatro cebollitas y las ponemos a fuego lento en un cazo con la mantequilla. Debe de estar caliente, pero sin hervir, durante una media hora o ¾ de hora. Una vez transcurrido ese tiempo, quitamos la mantequilla y ponemos en el cazo la soja con las cebollitas y las dejamos otros 20-30 minutos a fuego muy lento.  

Transcurrido el tiempo, las escurrimos y dejamos enfriar un poco, antes de cortarlas a la mitad e ir sacando los circulitos, que será sobre los que colocaremos la mermelada de manzana con ginebra.

A continuación, limpiamos la perdiz escabechada quitándole bien los hilos de atarla y los huesos o restos de zonas oscuras que hayan quedado. Nosotros hemos comprado una lata de perdiz escabechada, porque para un plato como éste, donde sólo necesitamos una pieza, no merece la pena el trabajo de limpiarla y escabecharla nosotros, pero lógicamente podéis hacerla. Una vez limpia reservamos.

A continuación, lavamos la lechuga, la troceamos y secamos bien, para comenzar a montar la ensalada.

En la base de una fuente colocamos en una bandeja la lechuga a una parte y los canónigos con la rúcula en la otra

Sobre las lechugas en la zona central vamos colocando la perdíz en trocitos.

Ahora es cuando aliñamos la ensalada. Mezclamos el aceite y el vinagre en un bote con tapa y lo batimos un poco hasta que ligue, para rociarlo sobre la perdiz y la lechuga.

Una vez aliñada, vamos poniendo con una cucharilla (no es necesario una manga) un poco de mermelada de manzana con ginebra dentro de cada “cuenquito” de las cebollas confitadas que habíamos cortado y repartimos por el exterior de la perdiz.

Por último, sacamos el foie del congelador y con un chuchillo pequeño y fino vamos haciendo las lascas.

Las vamos colocando sobre la perdiz escabechada y …

Y a disfrutarla!!!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies