Los tortos de maíz son muy típicos en Asturias.

Son muy versátiles porque acompañan perfectamente a casi todo y además puede ser un sustituto perfecto al pan para las personas celiacas porque solo llevan harina de maíz.

Nuestra mermelada de berenjena está espectacular con cualquier tipo de queso, pero en esta ocasión hemos seleccionado un queso asturiano, el Afuega´l pitu con pimentón.

Todo junto es una delicia y un entrante para poner al centro de la mesa espectacular.

Los ingredientes que presentamos son para unos 8 tortos de tamaño mediano-pequeño.

INGREDIENTES:

100 ml. de harina de maíz

100 ml. de agua

Media cucharilla de sal

1/3 de queso de Afuega´l pitu con pimentón

1 bote de 140 gr. de nuestra mermelada artesana de berenjena

Los tortos son muy fáciles de hacer siguiendo un par de truquillos.

Primero, el agua debe de esta tibia, para que la masa peque menos. Para esta cantidad que no es mucho os recomendamos poner la sal en la harina y luego ir incorporando el agua en el bol donde tenéis la harina poco a poco. Es posible que no necesitéis toda, depende de como veáis la textura. Tiene que estar toda la harina humedecida, pero lo suficientemente seca para que no peque a las manos.

La masa la podéis hacer unas horas antes y reservarla en el frigorífico. En el momento de hacer los tortos si véis que está seca o muy húmeda se puede rectificar de harina o agua.

Segundo truco; para hacer los tortos, formar una bolita no muy grande y ponerla sobre un papel film o una bolsa de plástico fina, poner encima otro papel film e ir aplastando la bolita hasta darle la forma del torto, lo más fina posible sin que lleguen a rompérsenos.

Es preferible hacer bolitas pequeñas, para que los tortos no salgan muy grandes, así evitamos que se rompan y además resulta menos pesado de comer, mejor tomar varios a tener que compartir uno.  

Con cuidado retirar un lado del film y justo cuando lo vayamos a poner en la sartén a freir, retirar con cuidado el otro film.

Para freírlos es mejor utilizar aceite de girasol, así los tortos no absorben sabor.

El aceite debe de estar caliente cuando echamos el torto y luego bajarlo a temperatura media. Aunque nos lleve más tiempo es mejor esperar a que el aceite vuelva a coger temperatura entre torto y torto y freírlos a temperatura media que poner el aceite más fuerte y que se nos quemen por afuera y queden crudos por dentro.

Al sacarlos de la sartén tenemos que dejarlos unos minutos sobre un papel absorbente para que expulsen la mayor cantidad de aceite posible y no queden grasientos, así también durarán más tiempo crujientes.

Una vez fritos , sobre cada torto extendemos una capa fina de la mermelada de berenjena y encima ponemos unas lascas de queso y…. listo!!!

Ya veréis, están de muerte…mejor hacer unidades limitadas porque si no no paramos de comerlos!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies